Show simple item record

dc.contributor.advisorBurghi, Víctor Hugo
dc.contributor.authorOrmeño Reinoso, Gerardo Emilio
dc.date.accessioned2016-03-29T19:56:41Z
dc.date.available2016-03-29T19:56:41Z
dc.date.issued2015
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/11086/2532
dc.descriptionTrabajo Final (Especialización en Alimentación de Bovinos)--UNC- Facultad de Ciencias Agropecuarias, 2015es
dc.description.abstractEn el sur de la provincia de La Rioja, la actividad ganadera predominante es la cría bovina extensiva, la cual se desarrolla principalmente sobre pastizales naturales con diferentes grados de productividad y calidad forrajera. La estrategia de pastoreo tradicional consiste en alta carga animal y pastoreo continuo, considerada esta como la causa principal del estado de degradación actual del pastizal natural.La baja capacidad receptiva actual y un inadecuado manejo del rodeo bovino determinan que el promedio regional de terneros logrados no supere el 50% y la producción de carne promedio alcance los 5 kg/ha/año. En estas condiciones, no es posible realizar el primer servicio a vaquillonas de manera anticipada, ya que la limitante nutricional no lo permitiría.La eficiencia de los rodeos de carne desde el punto de vista reproductivo está determinada por dos factores: la cantidad de vientres en servicio sobre el total de vientres del rodeo y la tasa de preñez que alcanzan las hembras en servicio. La posibilidad de reducir la edad de primer servicio de las vaquillonas permitiría incrementar la productividad de los rodeos, ya que aumentaría la proporción de vientres en servicio en el tiempo. Por otro lado, es importante considerar que las vaquillonas que conciben temprano en su primer servicio tienen su parición también más temprano y mantienen esa ventaja por el resto de su vida. El objetivo de este trabajo es desarrollar un esquema nutricional que le permita a las vaquillonas de la raza Aberdeen Angus alcanzar un peso mínimo de 290 kg para el primer servicio a los 15 meses de edad y realizar un análisis económico que permita hacerlo comparable con el sistema tradicional. Para mejorar la calidad nutritiva de la dieta y aumentar las ganancias de peso vivo se plantea una suplementación energético-proteica con algunos productos que se pueden encontrar en la región, como grano de maíz, semilla de algodón y expeller de soja. Los resultados promedios obtenidos indican que las terneras destetadas ingresan a la recría en abril con 150 Kg de peso vivo, durante la cual ganan 212 Kg en 9 meses. La ganancia de peso vivo promedio es de 0.785 Kg, lo que le permite a las vaquillonas entrar en servicio con más de 360 Kg de peso vivo. El esquema de alimentación propuesto para la recría de las vaquillonas permitirá obtener ganancias de peso estables durante toda la recría.es
dc.format.extent26 h. : tablases
dc.language.isospaes
dc.rightsAtribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina*
dc.rights.urihttp://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/ar/*
dc.subjectNutrición animales
dc.subjectAlimentación de los animaleses
dc.subjectSuplementaciónes
dc.subjectEnriquecimiento de los alimentoses
dc.subjectVaquillonaes
dc.subjectAberdeen anguses
dc.subjectGanado de carnees
dc.subjectServicio reproductivoes
dc.subjectSistemas de producciónes
dc.subjectCríaes
dc.subjectLa Riojaes
dc.subjectArgentinaes
dc.titleManejo nutricional de vaquillonas para el servicio a los 15 meses, en el sur de La Riojaes
dc.typemasterThesises


Files in this item

Thumbnail
Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina
Except where otherwise noted, this item's license is described as Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina

DSpace software copyright © 2002-2015  DuraSpace